Friday, Sep 19th

Actualizado:02:45:35 AM GMT

Página Activa: Artículos Edición Los efectos de la pornografía

Los efectos de la pornografía

E-mail Print PDF
Los efectos de la pornografía

Sociólogos, psicólogos y biólogos comienzan a clarificar algunos de los efectos sociales y psicológicos de la pornografía. Los neurólogos comienzan a delinear los mecanismos biológicos por los cuales la pornografía produce sus poderosos efectos negativos.

La pornografía es una representación visual de la sexualidad que distorsiona el concepto que el individuo tiene de la naturaleza de las relaciones conyugales. Esto a su vez altera el comportamiento sexual en general. La pornografía es una grave amenaza para la familia, los hijos y la felicidad individual. Al debilitar las bases del matrimonio es también un factor en la desestabilización de la sociedad.

A continuación ofrecemos un sumario de los últimos descubrimientos sobre los efectos de la pornografía.


La familia y la pornografía

· Los hombres casados que utilizan la pornografía se sienten menos satisfechos con sus relaciones maritales y menos conectados emocionalmente con sus esposas. Estas lo notan y se sienten afectadas por la diferencia.

· La pornografía conduce a la infidelidad y al divorcio y es fecuentemente un factor importante en estos desastres familiares.

· Entre las parejas afectadas por la adicción de uno de los cónyuges, las dos terceras partes experimentan una pérdida del deseo en el intercambio sexual normal.

· Ambos cónyuges consideran el uso de la pornografía equivalente a la infidelidad.

· Ver pornografía genera una pérdida del interés en buenas relaciones de familia.

El individuo y la pornografía

· La pornografía es adictiva y los neurocirujanos están comenzando a trazar el mapa del substrato biológico de esta adicción.

· Los usuarios tienden a ser de-sensibilizados al tipo de pornografía que usan, se aburren y buscan formas más perversas de pornografía.

· Los hombres que hacen uso regular de la pornografía desarrollan una mayor tolerancia a las formas de sexualidad anormal, incluyendo la violación, agresión sexual y promiscuidad.

· El consumo prolongado de la pornografía en los hombres causa que éstos vean a la mujer como cosas u objetos sexuales.

· La pornografía engendra una mayor permisividad sexual, que a su tiempo lleva a conductas con un mayor riesgo de preñeces fuera del matrimonio y enfermedades de transmisión sexual. Estas a su vez exacerban las debilidades y tendencias torcidas.

· Los abusadores de menores tienden a estar envueltos en el uso y la distribución de pornografía.

Otros effectos

· Muchos adolescentes que se aficionan a la pornografía sienten vergüenza al principio, perdiendo su autoestima y la seguridad de su identidad sexual, pero estos sentimientos rápidamente quedan atrás y son reemplazados por el goce sin mayores sentimientos de culpa, a medida que aumenta la frecuencia de la práctica.

· La presencia de negocios que venden pornografía daña significantemente a la comunidad que los rodea, conduce a un aumento de la criminalidad y disminuye el valor de las propiedades en la comunidad.

· Las mejores defensas contra la pornografía son una buena vida de familia, un buen matrimonio y buenas relaciones entre padres e hijos, aliados con la vigilancia eficaz del uso del Internet por parte de los padres. Tradicionalmente, el gobierno ha mantenido un control estricto en materias de tráfico sexual, pero en lo que toca a la pornografía, el control casi ha desaparecido en la mayoría de los países. Dada la fuerte capacidad de afectar a la sociedad, la familia y al individuo, ha llegado el momento que los ciudadanos, comunidades y gobiernos reconsideren la tolerancia con la que este flagelo ha sido tratado en las últimas décadas.

Traducido del inglés por Carlos Caso-Rosendi

Referencias

Resumen del estudio Efectos de la pornografía en individuos, matrimonios, familias y comunidades (The Effects of Pornography on Individuals, Marriage, Family and Community) publ. Family Research Council (Diciembre, 2009).

Patrick F. Fagan, Ph.D. es Decano del Centro de Investigaciones Sobre la Familia y Director del Instituto de Investigaciones Sobre el Matrimonio y la Religión (MARRI), donde estudia la relación entre matrimonio, religión, comunidad y los problemas sociales de los Estados Unidos, usando datos de investigación comunitaria de las ciencias sociales. Nacido en Irlanda, Fagan obtuvo su grado en Ciencias Sociales con una doble maestría en sociología y administración social, con estudios de posgrado en Psicología y un doctorado en Política Social del University College Dublin.

Publicado originalmente por el Family Research Council.